Contáctanos
Llama o envía un Whatsapp

El VIH es el Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Es un virus que ingresa a las células de una persona. El VIH afecta el sistema inmune, específicamente las células T o las células CD4 que combaten las infecciones. En pocas palabras, el virus destruye las células para que el sistema inmune de una persona con VIH no tratada, no pueda combatir enfermedades e infecciones.

El SIDA significa Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. El SIDA es causado por el VIH y es una etapa tardía de infección. Una persona puede vivir muchos años con el Virus de Inmunodeficiencia Humana en su sistema sin experimentar ningún síntoma. Cuando se han destruido suficientes células T para comprometer severamente la capacidad del cuerpo para combatir infecciones y enfermedades, el diagnóstico de una persona progresa a SIDA.

No hay cura o vacuna para el VIH. Sin embargo, el VIH es tratable y prevenible. A continuación, te mostramos cómo puedes minimizar el riesgo de infección:

  • Usar condones: si eres sexualmente activo, usa siempre un condón durante el coito vaginal y anal. Los condones son altamente efectivos para prevenir la transmisión del VIH.
  • Usa agujas limpias: si te inyectas drogas, usa agujas nuevas y estériles.
  • Platica del historial sexual con tu pareja: conocer el estado de VIH de tu pareja o parejas te permitirá tomar medidas para prevenir la transmisión, como usar condones. 
  • Tener relaciones sexuales sobrio: si estás bebiendo o consumiendo drogas, es menos probable que practiques relaciones sexuales seguras y uses condón.
  • Hazte la prueba de otras ITS: Tener una enfermedad de transmisión sexual (ITS), como clamidia, gonorrea o sífilis, puede aumentar el riesgo de infectarte con VIH. Muchas ITS no tienen síntomas obvios, por lo que una prueba es la mejor opción para salir de dudas. 
  • Abstente o ten menos parejas: Tener menos parejas sexuales disminuirá el riesgo de contraer VIH u otras ITS.

El VIH se transmite por vía sexual, mediante el contacto  con sangre o también, puede ser transmitido de una madre a su hijo. 

  • Se transmite por vía sexual mediante penetración oral, vaginal o anal, sin el uso correcto del condón.      
  • Al compartir agujas para inyectarse drogas, canutos, pipas de metal o mediante el uso de elementos corto punzantes que no hayan sido esterilizados adecuadamente.      
  • Una mujer con VIH puede transmitirle el virus a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia. No obstante, este tipo de transmisión se puede prevenir mediante la atención médica y el tratamiento oportuno.
  • No hay riesgo de transmisión del VIH por saliva, sudor, lágrimas, tos o estornudos.
  • No se transmite mediante el contacto o el roce cotidiano que implica compartir espacios sociales, de trabajo o de colegio.
  • Tampoco existe ningún riesgo al darse la mano, abrazarse o al besarse; como tampoco, al compartir gimnasios, duchas, inodoros, cubiertos, vasos o ropa, entre otros.
  • Las picaduras de insectos no transmiten el VIH.
  • Muchas personas con VIH no experimentan ningún sistema hasta las últimas etapas de la enfermedad. De hecho, el virus puede vivir en su cuerpo hasta 10 años, o más, sin causar ningún síntoma obvio. La fatiga extrema, la diarrea, las náuseas, los vómitos, la fiebre y el síndrome de desgaste pueden ser algunos de los síntomas experimentados en las últimas etapas, cuando la enfermedad ha progresado a SIDA. Estos síntomas son causados con mayor frecuencia por las infecciones oportunistas que un sistema inmune debilitado no ha podido combatir.

    De las primeras 2 semanas a 30 días después de la infección, cuando los niveles más altos del virus están en el sistema de una persona y él o ella son más infecciosos (o pueden transmitir el virus a otras personas), algunos pueden experimentar síntomas severos similares a la gripe. Es importante recordar que no todas las personas infectadas experimentan estos síntomas.

No. El virus solo puede detectarse a través de la prueba del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana).

Conocer tu estado de VIH es la mejor manera de proteger tu salud y la salud de tu pareja o parejas. Si es VIH positivo, el diagnóstico temprano le brinda la mejor oportunidad de vivir una vida larga y saludable. Muchos de los que son VIH positivos no lo saben y, sin saberlo, podrían infectar a otros. Si eres sexualmente activo, hazte la prueba. 

En el Centro de Pruebas Rápidas de VIH de AHF Panamá. Conoce nuestro punto de prueba.

Ninguno.  La prueba es totalmente gratuita en el Centro de Prueba Rápidas de VIH de AHF Panamá.

La prueba será administrada por personal capacitado.

Sólo recopilamos la información mínima necesaria para cumplir con las reglamentaciones y ayudarnos a diseñar los mejores programas de salud para las personas que atendemos. Nos esforzamos por mantener el proceso lo más sencillo posible y garantizando que la información proporcionada será absolutamente confidencial y protegida por las leyes de datos vigentes en el país.

Hoy es el momento adecuado. Hazte la prueba y conocerás tu resultado en minutos. Es un servicio confidencial y gratuito.

El VIH no es curable, pero es tratable y los tratamientos son altamente efectivos. Cuidar de las personas que viven con VIH es nuestra misión. Si tu resultado es positivo, nuestro personal experto de consejeros y proveedores médicos estarán contigo para apoyarte en cada paso del camino.

Vivir con VIH significa que el virus vive en tu cuerpo, mientras que, tener Sida es cuando el sistema inmunológico (defensas del cuerpo) ya está muy débil y la persona queda expuesta sin protección, a enfermedades infecciosas que aprovechan esta oportunidad (infecciones oportunistas).

No. Mientras tengas un tratamiento médico adecuado y tomes los medicamentos antirretrovirales con el debido control médico, incrementas tu calidad de vida.

Los antirretrovirales son medicamentos que evitan la multiplicación del VIH en el cuerpo. Por lo tanto, ayudan a mantener y restaurar al sistema inmunológico.

En cuanto se tengan los resultados de los análisis de laboratorio necesarios, y bajo el control del personal calificado de la salud, podrás empezar el tratamiento antirretroviral.

Antes de tomar cualquier tipo de medicamentos –incluso si son naturistas- debes consultarlo al médico tratante.

No. Los antirretrovirales deben ser tomados de por vida, de acuerdo a las indicaciones del profesional de la medicina que esté a cargo de tu tratamiento. No debe presentarse ningún tipo de interrupción, a menos que el médico lo indique. Interrumpir el tratamiento puede causar que los antirretrovirales actuales dejen de funcionar y que el virus comience a multiplicarse de nuevo, comprometiendo tu salud.

Conoce más de AHF

Déjanos tu correo electrónico y entérate de nuestros servicios, noticias y más. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.
Tus datos son confidenciales y están protegidos por las regulaciones de protección de datos personales en Panamá.