Contáctanos
Llama o envía un Whatsapp

El 7 de abril se celebró el Día Mundial de la Salud 2021, fecha escogida para crear conciencia sobre las enfermedades mortales  y fomentar hábitos sanos.

Si eres una persona que vive con VIH, comer bien es fundamental para fortalecer tu sistema inmunológico, que es el encargado de ayudar a tu cuerpo a combatir el VIH, razón por la cual, luego del diagnóstico, debes estar más atento a qué comes y cómo lo haces.

Te recordamos 6 elementos claves, que siempre hacen la diferencia, a la hora de mejorar y mantener tu salud:

¡Evita el exceso! Controla tu peso

Cuanto más te acerques a tu peso ideal, al iniciar el tratamiento antirretroviral, será más sencillo controlar y prevenir las alteraciones metabólicas que pueden aparecer, como la diabetes tipo 2, el aumento del colesterol o triglicéridos, enfermedades cardiovasculares, entre otras. De igual forma, mueve un poco tu cuerpo, la actividad física e ayuda a regular tu peso y también te hará sentirte más fuerte.

1. Consume alimentos con un alto contenido de vitaminas y minerales

Esto ayudará a que tu cuerpo tenga un mejor sistema de defensa contra las enfermedades. Reduce el consumo de comida rápida, dulces, alimentos procesados, horneados, de panadería y fritos. Aumenta el consumo de frutas y verduras, para subir tus defensas.

2. Saborea cada bocado

Se recomienda tener tres comidas principales y completas al día, además de meriendas frecuentes, incluye frutas y lácteos. Así le garantizas a tu cuerpo los nutrientes necesarios para realizar las actividades de tu rutina diaria y absorber mejor los medicamentos para el tratamiento.

3. Evita las bebidas alcohólicas

El consumo de sustancias psicoactivas y el alcohol afectan a la capacidad para tomar el tratamiento de forma apropiada, además de generar interacciones negativas con los medicamentos para controlar el VIH.

4. Nunca dejes de comer

Aunque tengas poco apetito, intenta consumir alimentos en pequeñas cantidades, siguiendo el horario establecido y ve aumentando hasta llegar al consumo frecuente. Refuerza con alimentos con alto contenido calórico como helados, batidos y yogur, que le darán a tu cuerpo la energía necesaria mientras retomas tu hábito de alimentación regular.

5. Si te da vómito o diarrea…

Debes tomar abundante agua o suero oral, en pequeñas cantidades y de forma progresiva.

6. La higiene es muy importante

Antes de preparar los alimentos, lávate las manos con agua y jabón. Asegúrate de limpiar y desinfectar las frutas y vegetales. Además, verifica que la carne, huevos y pescados estén bien cocidos antes de comerlos. Es importante que consumas agua potable o embotellada.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *