Contáctanos
Llama o envía un Whatsapp

La primera reunión de Alto Nivel de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “se centrará en la prevención, la preparación y la respuesta a la pandemia” con el fin de realizar una declaración política para “movilizar la voluntad política y fortalecer la gobernanza, la financiación y la salud”. 

Así lo manifestó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien agregó que la segunda reunión de alto nivel se centrará en la cobertura sanitaria universal para que “todas las personas de todos los lugares tengan un acceso equitativo a la salud sin ninguna dificultad económica”, ya que “muchas personas aún no tienen acceso a servicios esenciales”. 

El director general de la OMS también anunció que la tercera reunión de alto nivel tratará sobre tuberculosis,  ya que “1.6 millones de personas murieron por esta enfermedad en 2021, unas 4,000 al día, y, aún así, es una enfermedad prevenible y curable”.

En este sentido, Adhanom Ghebreyesus instó a los países a que “se unan” en la prevención de la tuberculosis con objetivos concretos “para alcanzar el 90% de las personas con prevención de la enfermedad”.

Asimismo, el especialista en enfermedades infecciosas, Jerome Salomon, subrayó la necesidad de “acabar con la epidemia mundial de tuberculosis, en particular garantizando un acceso equitativo a la prevención, las pruebas, el tratamiento y la atención”.

“Hay que dar prioridad a la tuberculosis en la agenda de los jefes de Estado y, sobre todo, que los líderes proporcionen un fuerte impulso para intensificar el progreso en los países contra esta antigua enfermedad y se garantice el acceso universal a la prevención y atención de la tuberculosis como parte del programa de cobertura sanitaria universal”, declaró en una conferencia de prensa de la OMS el pasado jueves 14 de septiembre. 

En tanto, la directora global del programa de tuberculosis de la OMS, Tereza Kasaeva, apuntó que, para combatir la tuberculosis, “solo se necesita voluntad política y priorización”.

“Esperamos que los compromisos reales se traduzcan en acciones concretas, porque es absolutamente inaceptable que en el siglo XXI tengamos enormes lagunas en el acceso a una enfermedad prevenible y curable”, dijo la experta. 

Por otro lado, el jefe de expertos COVID-19 de la OMS, Bruce Aylward, apuntó que, en términos de la cobertura sanitaria universal, hay un riesgo de no estar más cerca en 2030 en comparación con la situación actual con este objetivo.

Por este motivo, señaló que, para lograrlo, “hay que centrarse en tres aspectos fundamentales: reorientar radicalmente sus sistemas sanitarios hacia un enfoque de Atención Primaria, que se centra realmente en la equidad; aumentar la inversión en materia sanitaria y cómo se trata la salud”.

No obstante, acotó que “lo más importante para lograr una cobertura sanitaria universal es que haya la decisión política de hacerlo”.

Panamá en la reunión de alto nivel 

De las 257 organizaciones seleccionadas para participar en este encuentro, la Organización Panameña Antituberculosa (OPAT) es la única panameña que está en esta lista. La reunión de alto nivel sobre la lucha contra la tuberculosis de la Asamblea General de las Naciones Unidas se celebrará este 22 de septiembre en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. 

Esta reunión tiene como objetivo realizar un análisis de las metas acordadas en la primera reunión de alto nivel sobre la tuberculosis realizada en el 2018, así como detectar deficiencias e identificar soluciones para acelerar los progresos para poner fin a la epidemia de tuberculosis para 2030. 

El presidente de la OPAT, Amador Goodridge, planteó que la participación de Panamá es una oportunidad para divulgar a alto nivel las buenas prácticas y estrategias producto de la colaboración de nuestro Estado y sociedad civil.

Además, Goodridge reiteró la necesidad de incrementar el apoyo financiero de la cooperación internacional en la región más desigual del mundo.

La OPAT es colaborador estratégico del Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social junto a las organizaciones AHF Panamá y el observatorio OBSERVA TB Panamá

De hecho, en Panamá se realizó con apoyo de la OPTAT y AHF Panamá la Cumbre de Parlamentarios de las Américas en contra de la Tuberculosis el pasado mes de abril. 

Esta cumbre fue una gran oportunidad para divulgar y dar mayor visibilidad a los esfuerzos locales y globales contra esta enfermedad infecciosa que cada año cobra más de 1.5 millones de vidas a nivel mundial. 

Los datos de epidemiología del Minsa muestran que el año pasado se registraron en el país 1,644 casos de tuberculosis para una tasa de 37.2 por 100,000 habitantes. De este total, 1,385 corresponden a tuberculosis pulmonar y 259 a tuberculosis extrapulmonar. La mortalidad para este mismo año fue de 140 casos para una tasa de 3.2 por 100,000 habitantes. 

Los casos de tuberculosis volvieron a dispararse en el mundo a causa del confinamiento propiciado por la pandemia de COVID-19, debido a la limitación de las pruebas de detección y el acceso a los cuidados. Se calcula que la morbilidad por tuberculosis creció en 4.5%, según estimaciones  de  la OMS. 

La OMS reportó en octubre de 2022: “es la primera vez en muchos años que se reportaba un aumento del número de personas enfermas de tuberculosis y de tuberculosis resistente a los medicamentos”, llegando a 1 de cada 3 personas que acceden a tratamiento.

Share: