Contáctanos
Llama o envía un Whatsapp

Cuando eres adolescente todo es nuevo y emocionante, y más todavía si hablamos de sexualidad. Mientras más te ocultan la información, más curiosidad tienes por saber y, quizás, por experimentar. Es por eso que es importante que las y los adolescentes puedan acceder a información científica y confiable, para que así tomen decisiones informadas.

No estamos diciendo que las personas tengan que iniciar la actividad sexual en la adolescencia, sino que algunas de ellas lo hacen, y son esas personas quienes requieren herramientas e información para hacerlo con mayor seguridad.

De inicio, usar condón para evitar infecciones de transmisión sexual y algún otro método anticonceptivo para evitar embarazos que no deseas son las recomendaciones base.

Sin embargo, a veces las y los adolescentes encuentran estas condiciones difíciles de cumplir debido a la forma en que se desarrolla su vida sexual. Por esto, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Venezuela señala algunos factores que son obstáculos el autocuidado. ¡No cometas estos errores!

1. Tener relaciones sexuales en lugares improvisados: No es buena idea tener sexo sólo porque hay oportunidad. Sí, sabemos que seguir tus impulsos es tentador, pero ¿estás preparado con preservativo? También te arriesgas a que alguien que no quieres te descubra (como la policía).

2. No tener condones a la mano: No sólo en el contexto anterior, sino siempre que sospeches que puedes tener relaciones sexuales, lleva condones contigo. Recuerda guardarlos en un lugar fresco y seco y sin aplastarse, para que se conserven en buen estado.

3. Actuar impulsivamente pensando que “no pasará nada”: Las personas en su adolescencia (más que en otras edades) tienden a actuar sin prever las posibles consecuencias. Recuerda que el sexo sin condón tiene riesgos, e ignorarlos no los hará desaparecer.

4. No saber utilizar los anticonceptivos: Muchos adolescentes se confían por tener consigo un método anticonceptivo que, en realidad, no saben cómo utilizar. Los métodos hormonales como las pastillas, los parches o las inyecciones deben seguir un esquema específico y una continuidad para que funcionen adecuadamente. Los condones, por otro lado, requieren cierta práctica para colocarlos de forma correcta. Busca información en sitios confiables, ya sea físicos o digitales, para que resuelvas todas tus dudas.

5. No tener dinero para anticonceptivos: Esto no es propiamente un error, sino un obstáculo para cuidar de ti mismo/a. Para solucionarlo, trata de ahorrar algo de dinero al mes para los gastos en anticonceptivos, o acércate a las instituciones gubernamentales o asociaciones que los entregan gratis (como lo hace AHF Panamá con los condones).

6. No entender la importancia de usar anticonceptivos: Ser adolescente o pasarla bien no te librará de enfrentar las posibles consecuencias de tus actos (sexuales). Si no deseas tener un embarazo por el momento, el uso del condón y otros anticonceptivos es lo único que va a evitarlo, no así la suerte ni “métodos” con alta probabilidad de falla, como retirar el pene antes de la eyaculación.

Ahora ya lo sabes, los preservativos y la información científica y confiable te ayudarán a proteger tu salud sexual para que puedas seguir disfrutando de ella. Si tienes dudas puedes acercarte a servicios amigables en materia de sexualidad, como AHF Panamá, donde trabajamos para lograr un mundo sin sida. Si quieres hacerte una prueba de VIH gratis o deseas más información, contacta a nuestra oficina o escríbenos por Whatsapp.

Compartir: