Contáctanos
Llama o envía un Whatsapp

Cuando vas a una consulta médica y se detecta una infección de transmisión sexual (ITS) como el VIH, es importante hacer pruebas en busca de otras infecciones similares. Esto porque, aunque a veces se olvide, hay muchos otros virus, bacterias y hongos que pueden adquirirse mediante la actividad sexual sin condón. Una de las ITS más comunes es la causada por el virus del papiloma humano (VPH) que está altamente relacionado con el cáncer anal. Algunos estudios consideran que hasta 60% de las personas entre los 15 y 25 años de edad tienen este virus, que algunas ocasiones es eliminado por el organismo y en otras permanece a largo plazo.

¿Cómo saber si tienes VPH?

Algo que puede generar confusión es que no hay un solo tipo de VPH. En realidad, esta es una clasificación que designa a más de 100 subtipos del virus. Algunos de ellos pueden causar cáncer en el ano, en el cuello del útero, en el pene, en la faringe o la cabeza, ya que se transmiten a través del sexo vaginal, anal u oral. Otros tipos de VPH son responsables por las verrugas genitales y anales.

Existen 14 cepas del VPH que son consideradas de alto riesgo para el desarrollo de cáncer, pero por lo general estas cepas no causan verrugas. Y viceversa, las cepas que causan verrugas no suelen provocar cáncer. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una persona puede estar infectada con más de una cepa al mismo tiempo, como explica la Organización Panamericana de la Salud.

A esto hay que sumar que se ha observado que las personas con VIH son más propensas a desarrollar cáncer anal, el cual está altamente relacionado (90% de los casos) con el VPH. Pero para detectar este tipo de cáncer es necesario hacer estudios específicos que indaguen a nivel celular, ya que las lesiones precancerosas se localizan en la capa de las llamadas células escamosas anales.

Así, tanto las personas con VIH como su equipo de atención médica deben estar pendientes si existe un historial de verrugas anales por VPH. Un estudio realizado en mil 733 personas con VIH y un historial de verrugas encontró que el 24% de ellas desarrollaron lesiones precancerosas en el ano.

Diversas guías de tratamiento del VIH recomiendan que se realicen pruebas de Papanicolau o anoscopías con frecuencia, aunque no hay un acuerdo general sobre cada cuánto tiempo es conveniente. La detección temprana de lesiones anales, esto es, en etapa precancerosa, puede ayudar a detener la enfermedad y evitar que evolucione a cáncer.

Para la prevención de todo tipo de enfermedades, el diagnóstico es fundamental. ¿Quieres saber si tienes VIH? En AHF Panamá realizamos pruebas de VIH gratis y proporcionamos condones sin costo. Acércate a nuestras oficinas o escríbenos por Whatsapp.

Compartir: