Contáctanos
Llama o envía un Whatsapp

Una tecnología en desarrollo ha mostrado potencial para remover el genoma del VIH del ADN de las células a las que ha invadido, de acuerdo con el portal especializado Aidsmap.com Los equipos de investigación también están estudiando cuáles podrían ser las consecuencias de este procedimiento para saber cómo podrían mitigarse los efectos secundarios.

Cabe recordar que el VIH actúa al anclarse a un tipo específico de células de defensa del cuerpo humano, e “inyectarles” su material genético, el cual se convierte en ADN gracias a la célula a la que ha invadido. Este ADN se integra con el ADN de la célula y comienza a producir copias del virus. Los medicamentos antirretrovirales interrumpen este proceso y por eso son capaces de mantener la infección bajo control.

La nueva tecnología, identificada con las siglas CRISPR-Cas9, es una herramienta molecular adaptada de una técnica que usan las bacterias para remover material genético que ha sido integrado a su propio ADN.

¿Cómo funciona?

Mediante esta tecnología, los científicos podrían seleccionar una secuencia del material genético, como la parte del VIH que se ha integrado al genoma de la célula, y enviar a la enzima Cas9 para que “corte” este material de la secuencia del ADN.

Para estudiar las posibilidades, actualmente se están realizando dos estudios. Uno de ellos, en la Universidad de Pisa, Italia, demostró la capacidad de CRISPR-Cas9 para remover el material genético del VIH de las células infectadas, pero también encontró que los fragmentos removidos de ADN pueden reintegrarse y reanudar el proceso de replicación de virus.

El otro estudio se realiza en la Universidad de Nebraska, Estados Unidos, y mostró que, cuando esta tecnología se “programa” para atacar los dos genes más importantes del VIH en varios puntos, la replicación viral se detiene casi totalmente, además de que no se observó un daño inmediato ni evidente al ADN celular.

Hasta el momento queda mucho por analizar, por ejemplo, verificar que la enzima Cas9 no “se equivoque” y corte otras secciones del material genético que no sean del virus, sino de la propia célula. Para esto, los investigadores deberán estudiar el genoma celular completo.

Estos experimentos sólo han sido realizados en laboratorio con una cantidad limitada de células, por lo que falta un buen tramo del camino para probar que la tecnología es segura y que puede ser probada en seres humanos.

Hasta hoy, el VIH es una infección crónica, por lo que es importante prevenirla y atenderla. Acércate a AHF Panamá, donde te ofrecemos pruebas de VIH gratis y orientación sobre el tratamiento antirretroviral. Acude a nuestras oficinas o escríbenos por Whatsapp.

Compartir: