Contáctanos
Llama o envía un Whatsapp

Un fármaco que todavía se encuentra en estudio alcanza los niveles necesarios para permanecer activo y prevenir el VIH durante al menos un mes. El medicamento, llamado islatavir, pertenece a una nueva familia de medicamentos que combaten a este virus, informó el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt-VIH).

De acuerdo con resultados presentados en la IV Conferencia sobre Investigación en la Prevención del VIH, que se llevó a cabo a finales de enero pasado, el islatavir tiene un mecanismo de acción que actúa en dos de las fases de una de las enzimas que contiene el VIH, llamada transcriptasa inversa.

Este fármaco ha estado en investigación como tratamiento antirretroviral (combinado con el medicamento doravirina), pero su potencia y su prolongada vida media lo han convertido en un candidato para tomarse solamente una vez a la semana. Y más aún, si se piensa en usarlo como prdeilaxis pre exposición (PrEP, por sus siglas en inglés), podría suministrarse incluso una vez al mes.

Sobre este último uso, trabajó un equipo de investigación de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, evaluando la seguridad, tolerabilidad y farmacocinética del fármaco en personas adultas con riesgo bajo de contraer el VIH. Entre la población participante (192 personas), dos tercios eran mujeres, y la edad media de quienes participaron fue de 32 años. Se les dividió en 3 grupos para recibir, una vez al mes, comprimidos con dosis de 60 mg o 120 mg, o bien, un placebo.

El análisis farmacocinético determinó los niveles de islatavir en plasma sanguíneo y diversos tejidos, y encontró que los niveles más bajos detectados en células sanguíneas estuvieron muy por encima de los niveles que lograron una actividad antiviral en personas con VIH (que lo usaron como tratamiento).

Además, biopsias de tejido rectal, cervical y vaginal revelaron que se mantuvo un nivel adecuado de islatavir entre las dosis, además de que el fármaco se distribuyó rápidamente. De manera paralela, se está llevando a cabo un estudio llamado IMPOWER 22, que evaluará la seguridad y la eficacia de este esquema de PrEP en mujeres adultas y jóvenes en alto riesgo de contraer el VIH en África, con aproximadamente 4 mil 500 participantes.

Compartir: